me alimentaba de mi fe para poder creer en lo que hoy es nada.

No hay comentarios: